TOM WAITS – BAD AS ME – 2011

Y después de siete años de espera, el genio volvió a pasar por los estudios de grabación para dejarnos otra obra maestra. “Bad as Me” salió a la calle el pasado 24 de octubre de 2011 y en esta obra se re encuentra con los veteranos músicos que lo acompañan desde hace ya varios álbumes. Como en cada uno de sus discos, el refinamiento alcanza grados insospechados y cada uno de los temas de este disco es una perla que muestra la versatilidad de Waits como cantante y como compositor. Son temas claros, directos, impactantes, que a través del sonido transmiten todas las sensaciones que van desde la tristeza hasta la alegría. Pero mejor que hablar de Tom Waits es escucharlo.

Tom Waits – Bad as Me Hotfile 🙂

KOKO TAYLOR – OLD SCHOOL – 2007

Nacida en Menphis, en 1928, Koko Taylor forjó ese don genético alimentado por esa patria de blues que era su tierra natal hasta convertirse enla Reinadel Blues de Chicago, ciudad a la que llegó en 1952 y comenzó su carrera artística cantando en clubes nocturnos, actividad que alternaba con tareas de limpieza durante el día.

Abrirse camino en el escenario musical no fue fácil, pero la constancia y el esfuerzo, además del talento fructificaron en 1963, cuando el compositor y productor discográfico Willie Dixon la escuchó.

Convencido de su potencial, consiguió que pudiera firmar con el sello Chess. El momento culminante de esta relación llega en 1965, cuando Dixon compone “Wang Dang Doodle” y Koko lo hace suyo en la interpretación. Esta grabación vende más de un millón de copias y Koko Taylor no sólo se gana un lugar en el escenario del blues, sino que se lo gana entre los hombres del blues. Las voces femeninas de la época estaban más decantadas por soul y el R&B, mientras Koko grita la canción visceral del sur. Es sin duda alguna, la auténtica Blueswoman. Una vida que transcurre en la carretera y siempre a punto de subir a un escenario.

Si bien su producción discográfica no es muy extensa (grabó 17 álbumes además de algunos singles), sus conciertos alcanzaban las 200 presentaciones anuales hasta 2003, que sufrió un infarto y estuvo 28 días en coma. Tras cuatro meses de recuperación, “La Reinadel Blues” vuelve a los escenarios y sigue actuando unas 40 veces al año..

Brindó su último concierto el 7 de mayo de 2009 en Menphis, en la ceremonia de entrega de premios a las mejores canciones de blues. Un mes más tarde, el 3 de junio, fallecía a la edad de 80 años, mientras preparaba su presentación para el ”XXI Festival Getxo & Blues” que se celebraba entre el 12 y el 14 de junio en la ciudad vizcaina.

“Old School” es su último disco publicado por Alligator en 2007. Su avanzada edad no le restaba fuerza en los escenarios. Al contrario, la engrandecía y la hacía brillar con mayor intensidad.

Koko Taylor – Old School Hotfile 🙂

TASTE – TAKE IT EASY BABY – 1976

El inmenso Rory Gallagher, contaba tan sólo con 17 años cuando en 1965 dio forma a este memorable power trio que dejó su impronta en el panorama del blues rock y del R&B.

El bajista Eric Kitteringham y el baterista Norman Damery completaban esta primera formación en la que se notaba la influencia del blues americano.

Comenzaron tocando sus propios temas en clubes de Irlanda y Taste empezó a ser un nombre reconocido entre los aficionados al R&B.

En 1967 Eddie Kennedy se ocupa de la representación de Taste y con él dejan Belfast para instalarse en Londres, dónde gracias a la calidad musical de la banda no tuvieron inconveniente en abrirse camino. Fueron residentes del club Marquee, dónde en más de una ocasión pudieron contar como espectador a John Lennon, un admirador del trabajo de Rory Gallagher.

Kitteringham y Damery fueron reemplazados a instancias de Kennedy, por Charlie McCraken y John Wilson respectivamente, y con esta formación graban su primer LP “Taste” en 1969 para el sello Polydor al que le sigue en 1970 “On the Board”, dos excelentes obras que lograron un amplio reconocimiento del público en Europa.

Si bien la banda apuntaba a consolidarse en el camino del éxito, las tensiones internas pusieron fin a la breve carrera de Taste en 1971, tras su presentación en the Isle of Wihgt Festival, que quedó registrada en el disco “Live at the Isle of Wight” publicado por Polydor en 1972.

Curiosamente, el disco que aquí les dejo, “Take it Easy Baby”, se publicó en 1976 y es una reedición de “Taste First” publicado en 1972 por el sello Basf, con material grabado en 1967, por lo tanto es el único registro que nos muestra a Taste con su formación original.

Taste – Take it Easy Baby – Hotfile 🙂

WARREN HAYNES – TALES OF ORDINARY MADNESS – 1992

Originario de Carolina del Norte, dueño de un talento singular con la guitarra y de una portentosa voz, Warren Haynes es uno de esos músicos que no ha necesitado estar en los primeros puestos de las listas de ventas para que se le reconozca como un icono del rock sureño americano.

Comienza tocando en 1980 uniéndose a banda de David Allan Coe con quien realiza giras por USA y Europa hasta 1984, cuando forma “Hippies Rich” en Nashville, proyecto que dura hasta 1985.

Interviene en diversas bandas y en 1989 organiza en Asheville, su ciudad natal el primer Christmas Jam, un concierto de beneficencia al que acuden importantes músicos y que se sigue haciendo cada año de manera ininterrumpida.

En 1989 reaparece después de una década de inactividad “The Allman Brothers Band” y Haynes es convocado. Hasta 1994 participa con la banda en la grabación de cuatro discos de muy buena factura y repercusión, pero también se hace un espacio para en 1992 lanzar este disco que aquí les dejo “Tales Of Ordinary Madness”, a mi modo de ver, una perla de las que se encuentran pocas.

En 1995 forma “Gov´t Mule”, banda que sigue activa y a cuyos conciertos no acude un público masivo, pero se dice que todos los espectadores son músicos.

También acompañó en giras a “The Deat”, (Formada por los miembros no originales de Greateful Deat).

En 2004 vuelve a “The Allman Brothers Band” donde aún sigue tocando y también le queda tiempo para seguir haciendo cosas como solista.

Tales of Ordinary Madness Hotfile 😉

OKOU – SERPENTINE – 2010

Volvemos al siglo XXI para deleitarnos con Okou.

Un estupendo duo que se presenta al escenario musical, recreando los géneros clásicos con un personal toque de frescura moderna, pero manteniendo intacto su espíritu original.

Una verdadera joya en lo que a novedades se refiere.

Formado por Tatiana Heintz, originaria de Costa de Marfil y Trefzger Gilbert, guitarrista Suizo de madre egipcia, dan vida a Okou en 2006 en un bar de París.

Las diferentes influencias culturales heredadas y vividas por ambos artistas, dan como resultado una fusión sonora en la que notamos la presencia del jazz, el soul, los sonidos de raíces y hasta un aire de New Orleans que se ha plasmado en éste, su primer disco publicado en 2010 en formato de CD, pero que se grabó y salió a la venta en formato digital en 2009.

“Serpentine” es un viaje evocador, como una espléndida foto antigua, con sus raspaduras incluidas.

Las guitarras crean la melodía, mientras que la base es aportada por un banjo. Todo esto enriquecido por unos perfectos arreglos de cuerdas, acabados con nostálgicos metales como la tuba.

Serpentine Hotfile 🙂

SKIP JAMES – HARD TIME KILLING FLOOR BLUES – 1931

Esto es BLUES, así, con mayúsculas. Tiene olor a plantación del Mississipi. Es la noche del negro solo con su guitarra escapando de los agobios del día.

Skip es uno de los que dio una prueba ante H. C. Speir, dueño de una tienda de discos de Jackson, un blanco que dicen que no apreciaba la música, pero tenía visión para los negocios. En realidad, Speir estaba relacionado con los ejecutivos de ARC y OKha, de quienes recibía una comisión por realizar audiciones y cuando encontraba un músico con algunos temas grabables, lo remitía a la discográfica con un billete de tren y gastos pagados. Este fue el caso de Skip James. También el de Charley Patton, Bo Carter, Tommy Johnson y Robert Johnson.

Gracias a Speir quedaron registros como este disco, en el que Skip James afina la guitarra a su particular manera en tono menor aprendida de Henry Stuckey un guitarrista local no grabado, que hacía un estilo particular de blues que  transmitió a Skip y que algunos, por ponerle nombre a las cosas, lo llaman estilo “Bentonia” por ser esta la pequeña ciudad que dominaba la zona donde se origina. Skip James podía encandilar con su técnica en la guitarra. También tocaba dignamente el piano, pero cuando canta, su introspección, su melancolía e incluso su crudeza, cautivan definitivamente generación tras generación.

Volviendo al contexto histórico, la depresión económica alcanzó a las discográficas y en 1932 Paramounth cancela a muchos artistas, entre ellos a Skip James que se dedicó a tocar en algunos locales por un tiempo, luego se fue a Texas, abandonó la vida de bluesman y se dedicó a predicar y tocar en iglesias. Treinta años estuvo desaparecido de la escena. Se negó a grabar cuando Speir se lo volvió a proponer, y se negó a participar del hervidero musical de las ciudades del norte, donde muchos músicos estaban llamados a convertirse en estrellas.

Pero un buen día, a principios de los 60´s, volvió a entonar sus viejos blues, sin dar explicaciones. Su aparición en el festival de Newport de 1964, ante un público cien por ciento blanco, lo mostró talentoso, como siempre, pero más distante, tanto del público como de los músicos. Tal vez resignado a no encontrar la salvación. Las grabaciones de esta época están enmarcadas por las directrices de las discográficas, que de todos modos son trascendidas por la intensidad de Skip.

Muchos fueron influenciados de una u otra manera por este artista retraido a su interior. John Lee Hooker, Jimi Hendrix y hasta Bob Dylan.

Su grabación de 1931 de “I´m So Glad” fue recreada por Deep Purple en 1968 y Eric Clapton también hizo su versión con Cream, cuyos derechos le reportaron la suma de U$S 4000 que le permitieron pagar los gastos del hospital de County y su propio funeral en 1969.

Todo un blues

Hard Time Killing Floor Blues Hotfile 🙂

GRATEFUL DEAD – AMERICAN BEAUTY – 1970

No se puede hablar de psicodelia sin hablar de Grateful Dead.

Su nivel de experimentación fue más allá de la música. Cómo miembros estables del elenco del escritor Ken Kesey, la banda daba conciertos en las reuniones en las que se realizaban los “Acid Test”, experimentos de estados de conciencia con LSD, cuando éste era legal en USA y lo utilizaba el ejército (al LSD) para modificar la conducta psicoactiva de sus propias tropas.

Formados en Palo Alto y establecidos en Haight Ashbury, el barrio de San Francisco que fue la sede de la contracultura de finales de los 60´s, los Dead fueron inmediatamente, miembros destacados de este movimiento.

La base sobre la que se cimentó el reconocimiento de la banda, fue ante todo, la formación musical de cada uno de sus miembros. El cantante y guitarrista Jerry García, que con el tiempo devino en el líder natural del grupo, se formó en el ambiente del bluegrass y el rock´n roll, mientras que el bajista Phil Lesh contaba con una formación netamente clásica. “Pigpen” McKernan (teclados y harmónica) era un músico de blues, y para completar los matices, el baterista Bill Kreutzmann provenía del jazz.

Estas vertientes, cohesionaron en un estilo particular que identificó definitivamente a Grateful Dead. En su sonido se refleja el rock, el country, el folk y el jazz, que se amalgaman en una atmósfera de psicodelia, influenciado todo por un toque salvaje, propio de la calle y de los conciertos que en ella daban por las épocas de su residencia en comunidad por Haight Ashbury.

Sus primeros discos, no reflejaban la fuerza y el carácter que la banda tenía en el escenario, dónde cada uno de sus temas tenía un desarrollo impredecible y el protagonismo quedaba en manos del jam instrumental. El resultado era pura psicodelia, que alternaba entre el exotismo y la belleza.

“American Beauty” es el sexto álbum de los Dead y es a través del cual les llegó el éxito comercial. En esta obra se pone de manifiesto la madurez de la banda y como disco de estudio, es el que mejor deja reflejada la esencia de la misma.

Grateful Dead – American Beauty Hotfile 🙂