TOM WAITS – SWORDFISHTROMBONES – 1983

Desde la grabación de su primer disco, “Closing Time” en 1973, Tom Waits ha producido sucesiva y regularmente una serie de obras que conforman una colección imprescindible.

Partiendo de una deconstrucción del blues, descarta la piel y se queda con las entrañas que aún calientes y sangrantes cocina en un fuego intenso hasta obtener el caldo que da cuerpo a su música.

Sus letras sarcásticas están escritas a la sombra de la literatura beatnik de William Burroughs y Jack Kerouac.

Cuando cuenta con el acompañamiento de otros músicos, estos son siempre magníficos profesionales, capaces de crear una atmósfera evocativa cuya belleza reside en el radicalismo de su austeridad.

Cada fragmento de la obra de Tom Waits está cuidadosamente elaborado, él mismo es parte de la escena y cada escena es un nuevo experimento desmarcado del más mínimo de los conceptos académicos. Como muestra valga “Nighthawks At The Diner”, su tercer disco grabado en 1975 en los estudios Record Plant, y lo que hizo Waits fue trasladar el club nocturno al estudio de grabación, incluyendo a una streeper profesional, siendo el resultado una obra en vivo realizada en un estudio, capaz de transmitir a través del vinilo un ambiente sórdido con olor a alcohol y nicotina, del que sin embargo trasciende una rara belleza propia de la bohemia

En 1971, Herb Kohen (mannager de Frank Zappa) lo descubre en el club Troubadour de LA y se convierte en su representante. Consigue un contrato con el sello Asylum, con el que graba 7 álbumes, desde “Closing Time” en 1973 hasta “Heartattack and Vine” en 1980 y participa en varias producciones de la discográfica del tipo “Artistas Varios”.

“Swordfishtrombones” de 1983 es su primer disco con el sello Island. Tom Waits es el productor junto a Kathleen Waits-Brennan, quien tuvo una importancia decisiva en esta nueva etapa del cantautor. En este disco, Waits ya no es el personaje borrachín y autocompasivo que narra sus epopeyas de cloaca. Waits se sobrevive a si mismo y deja el protagonismo a sus terribles criaturas, tomando la distancia necesaria para ser solo el narrador.

Maravillosas baladas minimalistas con aristas aceradas y melodías que nacen de la armonía de sonidos desafinados en si mismos.

La nueva etapa iniciada con “Swordfishtrombones” materializa su trascendencia con “Rain Dogs” en 1985, para muchos su mejor trabajo y se completa con “Franks Wild Years” en 1987.

Y entre lanzamientos de discos e intervenciones secundarias (y no tanto) en el cine yla TVvuelve a sobrevivirse a si mismo en 2002 con la publicación de “Alice”, una recopilación de temas escritos con su mujer, Kathleen Brennan en 1992, para el montaje de la obra de Robert Wilson, “Alice”, escrita por Paul Schmidt, enfocando desde su punto de vista la obra de Lewis Carroll.

Sin dejar de publicar regularmente (Su último disco de 2009 es “Glitter and Doom”, una excelente recopilación de presentaciones en vivo) en 2010 lo encontramos participando en la película “The Book of Eli”, protagonizada por Denzel Washington y Gary Oldman.

Swordfishtrombones Aquí 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s